viernes, 14 de septiembre de 2018

Relaciones financieras con el Estado: el Convenio y el Concierto

 Las imágenes que siguen son el esquema de mi intervención en una mesa redonda celebrada el pasado mes de junio en Bilbao, en el marco de unas jornadas internacionales organizadas por EH Bildu, a quienes agradezco (particularmente a Larraitz Ugarte) que contaran conmigo. El Convenio y el Concierto son instrumentos financieros complejos y difíciles de explicar, lo cual contribuye a exacerbar los ataques que reciben, habitualmente poco documentados. Personalmente sería muy satisfactorio que este documento facilitara su comprensión.

Los datos son los de las liquidaciones definitivas para cada año, por lo que no coinciden con los flujos financieros anuales, que se componen de pagos a cuenta y el saldo de las liquidaciones definitivas de periodos anteriores.

domingo, 13 de agosto de 2017

Salesianos: hay cosas que no cambian

Cuando se habla de la envenenada herencia que dejó UPN, se suele citar el conocidísimo rosario de monumentos al derroche y a la ruina. Por si ello fuera poco, el obligado oreo de las alfombras palaciegas ha ido mostrando agujeros, deudas, fruto de la negligencia, la incapacidad o el afán de ocultación (ahí están los cincuenta millones de la Ciudad del Transporte). Una última serie de trapazas en forma de gravosas hipotecas (no sólo económicas), es la de las sombras: la de los peajes y la no menos alargada de tantos PSIS, amenazas casi ciertas de agresiones urbanísticas, paisajísticas, ambientales o de otro tipo, de difícil resolución por la previa y premeditada generación —y ese es el truco— de derechos indemnizatorios.

sábado, 28 de enero de 2017

Las ocurrencias de Trump

Gráfico 1
Trump parece haber entrado en la presidencia como elefante en cacharrería. Su histrionismo y sus poses al firmar esas órdenes ejecutivas que tanto placer parecen producirle recuerdan a las de Mussolini en el balcón del palazzo Venezia. Fiel a su pretensión (o quizá atrapado en la falta de lógica de una promesa absurda) de construir un muro en la frontera con México y que lo pague este país, lanza la propuesta de imponer una tasa del 20% a las importaciones procedentes de México. Utilizar este camino para allegar recursos con los que financiar el muro carece de toda lógica. Pero se llega al estrambote cuando, además, se argumenta de que es la forma de que México lo pague.

domingo, 15 de enero de 2017

El Convenio, instrumento financiero

La cuestión del Convenio con el Estado burbujea desde hace tiempo como consecuencia de la concatenación de una serie de elementos empujando todos en la misma dirección, y no la más favorable para Navarra: ofensiva jacobina del gobierno del PP en la última legislatura; sucesivas sentencias del Tribunal Constitucional que, con interpretaciones como mínimo peculiares, fueron comiéndose el meollo de la capacidad de Navarra en materia tributaria; y las consabidas acusaciones de privilegio de los partidos centralistas, dentro de un esquema ideológico centralizador y uniformizador como base de un nacionalismo español que, fiel a su naturaleza histórica, se define en el ataque y la imposición. Y si Ciudadanos es el exponente más claro, esta concepción anida también —y con notable pujanza— en el PP y el PSOE.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Banca pública en Navarra

El programa de gobierno acordado por el cuatripartito incluye el análisis de la implantación de una banca pública en Navarra. El Gobierno de Navarra llegó a convocar un concurso —discutido y discutible— para elaborar un estudio sobre el asunto a fin de disponer de una guía para la toma de decisiones. Concurso que finalmente ha quedado desierto; otro caso más, quizá, de esa arrogancia que en ocasiones exhibe el Gobierno de Barkos y que le obliga a hacer viajes de ida y vuelta tan innecesarios como previsibles.

jueves, 14 de abril de 2016

La mistificación de Aroztegia

Hay palabras o expresiones que quedan bien, visten y, por ello, se utilizan con profusión, a menudo con sentidos desvariados cuando no aberrantes. Tal ocurre con el término desarrollo económico. En su día sustituyó al de crecimiento, más concreto y que empezaba a estar mal visto por sus claras y negativas implicaciones sociales, económicas y ambientales en su planteamiento a ultranza. Hoy, dando un paso más, el calificativo tiende a intercambiarse por el de sostenible, que parece tener resonancias de respeto ambiental, si bien la promiscuidad de su uso y los contextos en que ocurre llevan a pensar que, con demasiada frecuencia, cuando se habla de desarrollo sostenible se quiere decir —o, en realidad, evitar decir— algo tan inherentemente insostenible como crecimiento sostenido.

sábado, 20 de febrero de 2016

A vueltas con las listas de espera

Gráfico 1
Cuando un partido pierde el Gobierno, especialmente cuando lo ha controlado durante mucho tiempo, suele haber una primera fase que podríamos llamar de suficiencia, en la que no parece asimilarse del todo la nueva situación y, con información todavía fresca, se pretende apabullar al nuevo Gobierno a base de savoir faire. Esta fase termina cuando se impone la cruda realidad (se cae del guindo, vamos), el capital político (normalmente en forma de información y know-how) con que se abandonó el Gobierno se agota y sólo queda por delante el árido y duro trabajo de oposición.